sábado, 26 de enero de 2013

14 de enero de 2013




Nuevo día de trabajo con Adrián en las pistas de la Ciudad Deportiva de Viator. Después de un repaso inicial de lo visto anteriormente, haciendo especial hincapié en la derecha, de momento, golpe éste con el que más tenemos que trabajar, habíamos decidido que este día nos dedicaríamos a ver la bandeja.

Precisamente, la última vez que nos habíamos visto estuvimos trabajando el remate de potencia, el remate plano o "tipo tenis". Por lo tanto, era buen momento para empezar con la bandeja, ya que, al tener "reciente" el trabajo con el remate, podíamos apreciar mucho mejor la diferencia entre ambos golpes.

Como es habitual, me coloqué a su lado y le expliqué el proceso a seguir una vez que nos han lanzado un globo y, viendo la altura y trayectoria de la pelota, decidimos que vamos a realizar una bandeja. Rápidamente, como en todos los golpes, debemos "armar" el golpe; es decir, colocarnos de lado y levantar los dos brazos formando, con nuestra cabeza, lo que sería, gráficamente, una "W". Es importante que los dos brazos estén bien levantados.

A continuación, y también de forma rápida debemos de "colocarnos respecto a la pelota" para preparar el futuro impacto. Este punto es fundamental, como siempre digo a los alumnos y los jugadores con los que trabajo, un porcentaje elevadísimo de éxito en el resultado del golpeo de la bandeja, viene determinado por una correcta colocación antes del golpeo.

El pádel es un deporte de piernas rápidas y brazos lentos. Es decir, hay que desplazarse lo más rápido posible para estar bien colocados en el momento del golpeo, pero, generalmente, no hay que ejecutar golpes con velocidades de brazos muy altas. Dicho esto, y volviendo con nuestro golpe de bandeja, tenemos que colocarnos un poco por detrás de la pelota y dejar ésta muy a nuestra derecha (en caso de ser jugadores diestros).

Una vez colocados, intentamos pegarle a la pelota un poco con "slice" o efecto cortado (si nos imaginamos que la pelota tiene "patitas", cortando éstas) buscando que la pelota lleve "efecto contrario" y no levante mucho del suelo después del bote. Ahora bien, un inciso muy importante, a diferencia de como se enseñaba y como se golpeaba la bandeja hace años, cuando éste era lo que se conoce como "golpe especial", ya que no se utilizaba mucho porque no se tiraban apenas globos, que se decía que había que dejar caer mucho la pelota antes de golpearla...hoy día no hay que dejar caer tanto la pelota, ya que la idea es pegarle arriba y bajarla nosotros con el acompañamiento posterior al golpe y el giro consecuente del cuerpo.

Por último, decir que el objetivo principal de la bandeja, especialmente cuando los globos que nos envían son  bien profundos, es no perder la posición y el dominio de la red, ya que ésta es la zona donde, en principio, se van a ganar los partidos. De hecho, ante una pelota alta o globo, si no hemos podido realizar algo de lo que hemos visto anteriormente, en definitiva, no nos hemos colocado de manera idónea para pegar la bandeja...¡hay que hacerla igualmente!, salga como salga, incluso si sale un golpe alto plano, porque, como hemos dicho, hoy día, en el pádel actúal, se juega al ataque y al contra-ataque, por lo que no hay que perder la red, salvo que no tengamos más remedio.

Bueno, comentar que Adrián captó el concepto rápidamente y las ejecuciones de sus bandejas fueron más que aceptables, bastante buenas. De vez en cuando dejaba caer la pelota un poquito más de la cuenta, pero, por lo demás, bastante bien. Incluso, cuando, intencionadamente, le lanzaba globos profundos al centro de la pista (el juega y entrena en el lado izquierdo), acudía y se desplazaba muy bien cubriendo ese lado de la pista.

¡Continuaremos trabajando!

No hay comentarios:

Publicar un comentario